BIO

Ph: Yamila Stereo Ph

Sobre mí

La danza es comunicación, y por lo tanto el gran reto es hablar claramente, hermosamente, y con certeza. Nada revela más que el movimiento.  – Martha Graham

Mi nombre es Alejandra, nací en Comodoro Rivadavia provincia de Chubut Argentina. Actualmente resido en Buenos Aires desde hace varios años.

Comencé a estudiar danza del vientre a los 15 años como hobbie, acompañé a una amiga a una clase de Samhia Najla y me encantó. Seguí tomando clases con ella por unos años más.

En el 2007 conocí a Maxine Astorga, en ese momento una de las pocas referentes del estilo tribal en Argentina y gracias a ella también inicié mi camino en el Yoga.

A continuación un poco de cada mundo:

DANZA DEL VIENTRE FUSIÓN

La primer presentación que vi de danza del vientre fusión (ex tribal fusión) fue Rachel Brice (de BSS en París, Folies Bergere, 2005), quedé absolutamente hipnotizada con sus movimientos, el control sobre su cuerpo y la precisión de sus líneas, además del vestuario tan diferente al que estaba acostumbrada a ver. Seguido a ese video – gracias YouTube – conozco a Urban Tribal de Heather Stants. Supe en ese momento que quería seguir por ese camino en la danza.

Para mí la danza del vientre fusión son disociaciones, layerings, control pero también recorrer el espacio, que el movimiento se traslade por todo el cuerpo, con cada profe y cada clase que tomé fui conociendo más de mí misma como bailarina.

El arte y la formación van de la mano.

Maxine

fusión - yoga

Luego de googlear profesoras de tribal fusión en Argentina encontré el contacto de Maxine, bailarina y profesora chilena, una de las primeras en enseñar la técnica tribal en Argentina y además mi primer profesora de yoga.

Con ella aprendí la postura de nuestra danza, la importancia del trabajo de brazos con relación a la visión del resto del cuerpo en movimiento y la humildad en la propiocepción. Conocí también con un vistazo general los movimientos de cadera de la danza polinesia

Hasta el día de hoy es mí guía y una de mis mayores inspiraciones.

Florencia

fusión - fcbd

Conocí a Florencia en las clases de Maxine. Comencé a tomar sus clases en el 2008/9 aproximadamente, conociendo con ella más sobre FCBD®Style (ex ATS) y avanzando más en las disociaciones especiales de fusión y la expresión de las manos.
En el 2010 me presenté por primera vez en el escenario junto a ella en el primer Opa!Fest, festival de Argentina organizado por Flor. Esa fue también la primer presentación de La Nouvelle Tribal, compañía con la cual nos presentamos junto a otras bailarinas hasta el 2018.
Gracias a Florencia me interioricé mucho más en la danza de India, en la relación del vestuario con los movimientos y en la historia del arte como inspiración. El conocimiento teórico enriquece a la práctica.

Luisana

fusion - fcbd

Luego de tomarme un descanso de la danza por cuestiones personales, retomé las clases de fusión con Luisana en el 2015. Además me sumé a sus clases de FCBD®Style por un período al cual considero corto.

Conocí a Luisana viéndola bailar en el escenario y personalmente en una presentación de Natarja Lila (compañía con Florencia y Luz). Fuimos también compañeras en La Nouvelle.

Luisana sigue siendo mi profesora actualmente, es con quien me formé con mayor continuidad, encontrándome más madura y con más certeza sobre mi camino a lo que quiero lograr como bailarina.

Es además la organizadora de los Hafla y Jam, entre esos eventos y sus muestras gané más experiencia en escenario.

Con ella no sólo mejoré mi técnica y mi presencia en el escenario, sino que obtuve piezas importantes de este enorme y para siempre incompleto rompecabezas que es mi visión sobre el arte y el ser artista.

Alba

danza clásica

También miembro de La Nouvelle, Alba es actualmente mi profesora de entrenamiento para ballet. Y si bien ésta sección esta dedicada a la danza del vientre no hay forma que mi danza sea lo que es si no hubiese tomado sus clases. Comencé en el 2017/8 yendo a Quilmes, pude desafiar a mi cuerpo, cumplir con algo que no creía posible como empezar a mis 29 a conocer una danza tan compleja como lo es la danza clásica.
Con Alba aprendí a juzgarme menos, a felicitarme por cada logro, a conocer la fortaleza de mis piernas LITERALMENTE, y a animarme a ser una artista que respeta su peculiaridad.

Durante estos 13 años como bailarina de danza del vientre fusión también tuve el privilegio de ser parte de tres compañías de danza. Una como miembro desde el principio, otra como directora y coreógrafa y otra como bailarina.

La Nouvelle Tribal fue creada por Florencia Benitez, también siendo bailarinas en diferentes ciclos: Luisana Alvarez Riccioto, Alba Marina, Daiana Fazio, Lucía Dicek, Carolina Santacruz, Lucero Rodriguez Iglesias, Lucía Benamo, Julieta Maffia y Long Naja y Florencia.

Tribaleuse es la compañía creada y dirigida por Luisana Alvarez Riccioto, mi primer presentación junto a ellas fue en el 2015.

Con ambas compañías me presenté en escenarios muy importantes del ambiente en Argentina, mis recuerdos de camarines más hermosos están relacionadas a ambas compañías y fueron un paso fundamental para mi carrera y una oportunidad para el siguiente paso: mi propia compañía.

ALIUM - MI EXPERIENCIA COMO DIRECTORA​

En el 2018 fui convocada para ser parte del Opa!Fest. Una vez elegido el concepto de la coreografía me vi en la necesidad de convocar a una bailarina para que me acompañe para darle sentido a mi cuadro. Hablé con mi amiga Michaela Nur y comenzamos a trabajar juntas. En ese momento no tenía planeado armar una compañía. Ese mismo año durante la formación de “Desde, hacia, en el suelo” – formato en el cual trabajamos sobre anatomía y danza – mis alumnas me pidieron presentar el trabajo que estábamos haciendo. Yo seguía sin planear una compañía.

Decidimos presentarnos por primera vez (y sinceramente para mí iba a ser la única) en uno de los Hafla y Jam de Luisana bajo el nombre “∅”, símbolo matemático para definir a un conjunto vacío. Para mí ese nombre era parte de lo que trabajábamos en clases: vaciarnos de los conceptos que creíamos absolutos y ver al movimiento con una nueva perspectiva.

A fin de año nos volvimos a presentar en el hafla de fin de año de Vinaya donde las profes mostrábamos lo que estuvimos haciendo durante el año.

Fue en ese mismo fin de año en el que armé en mi cabeza la idea de tener una compañía: dirigida por mí, pero con formaciones y trabajo compartido.

Alium (en latín, otro o incierta) para ese entonces eramos Michaela Nur, Eugenia Videla y Sugery Reverón.

En el 2019  a principio de año nos presentamos en mi primer hafla en el cual presentamos un cuarteto y un dúo.

Conocí a Leo Ayuso, bailamos juntas y la invité a ser parte. Ahora ya con una idea más formada comenzamos a cranear el UnderAttack de fin de año en el cual tomamos muchos riesgos y nos unimos muchísimo.

Durante el 2020 seguimos juntas, bailando poco por la pandemia pero organizamos dos eventos virutales: los Cuarenteneando, en los cuales abrimos las puertas a quienes quieran participar, ¡eventos completamente en vivo!

Alium es una compañía que se desafía, nos respetamos mucho como compañeras, nos comunicamos y elegimos en conjunto lo que hacemos y cómo lo hacemos. Todo lo que lleva el nombre “Alium” es equitativamente nuestro.

Mayo building

PH: Yamila Stereo Ph

Poetry moves

PH: fernando_phuleio

Wild rose

ph: /anaharff

YOGA

En las clases de danza de Maxine, utilizaba yoga como entrada en calor y estiramiento. Al poco tiempo noté como ésta práctica me traía otros beneficios, como conocer mi cuerpo en mayor profundidad. Me tomé un descanso de la danza pero no del yoga, intensifiqué mis prácticas yendo a la Escuela Internacional de Yoga.

En el 2016 realicé un viaje a Tailandia el cual aproveché para estudiar masaje Thai y adentrarme más en las prácticas de meditación budistas. Para ese momento ya llevaba un año estudiando mindfulness.

Cuando retorné de ese viaje, uno de los momentos más importantes de mi vida, decidí estudiar oficialmente yoga. Luego de una charla con Smita Krsna decidí acercarme a Inbound Yoga, donde conocí a mis eternas maestras Sabrina y Jeni (Gopi y Govardan) junto a un grupo de seres maravillosos quienes me ayudaron a entender la importancia del yoga como diciplina, como unión entre cuerpo, mente y alma. Luego de egresarme como instructora de Hatha Yoga, realicé mi primer especialización en yogaterapia.

Durante el 2020 realicé el posgrado de  Anatomía aplicada al Yoga en Maas Yoga, curso que no solo me da herramientas para mejorar como profesora de yoga sino de danza también.

Para mí la práctica de yoga es personal, las clases grupales nos incentivan a empujarnos, pero todo el proceso que pasa dentro nuestro con cada respiración es único y especial.

DANZA CONTEMPORÁNEA E IMPROVISACIÓN

Durante las clases de Maxine – si, esas clases fueron el primer paso para muchísimas postas – trabajamos la improvisación como herramienta para soltarnos y poder mejorar la memoria muscular del cuerpo sintiendo los ejercicios que realizábamos en clase. Maxine no sólo era profesora de danza del vientre sino que había estudiado danza contemporánea. Cuando comenzó a enseñarme el trabajo de piso que utilizamos en FCBD y fusión lo hizo desde la enseñanza que deja el trabajo de ésta danza, algo que me veo a mí misma haciendo con mis alumnas porque creo que es una forma orgánica de conocer el movimiento y un elemento tan hermoso como es el piso.

Por otra parte un tiempo después, como hobbie, estaba estudiando saxo. Mi profesora, Patricia López, me enseñaba a improvisar siguiendo una base para poder comprender las escalas puestas en acción y poder leer partitura. Pasó bastante tiempo hasta darme cuenta como la improvisación es una de las herramientas más variables y aplicables a diversos aspectos de la vida, no sólo el artístico. 

Al mismo tiempo comencé a tomar clases sueltas de danza contemporánea tanto de manera presencial como de manera online, modalidad que me llevó a conocer el trabajo de profesoras internacionales de Graham.

En el 2016 fui parte de Metamorphose, Laboratorio Experimental de Darkfusion Butoh, creado por Long Naja y Saba Khandroma. Con ellas aprendí a despojar mi cuerpo de ir a la resolución segura del movimiento. Ambas son internacional y nacionalmente reconocidas como exponentes y profesoras, durante el laboratorio trabajamos arduamente no sólo el plano físico sino también el mental.

El año siguiente continúe siendo parte del Laboratorio guiado por Saba, pude interiorizarme un poco más en el Butoh, Saba es además artista de danza ritual, en Liminal – laboratorio de ese año – sentí una gran soltura en mi cuerpo. Durante ese tiempo continué mi formación como bailarina de danza contemporánea en talleres gratuitos, y con diferentes profesores de la UNA (Universidad Nacional de las Artes) como Gabriela Romero y Daniel Vulliez.

Para mí la improvisación no es “lo que uso” cuando no me acuerdo de una coreografía, es un proceso creativo tan valioso como cualquiera. La danza contemporánea es el lenguaje con el cual conecto a mi cuerpo con mi mente para darle forma a la danza del vientre fusión.

Actualmente me continúo formando en las clases virtuales de Quio Binetti, coreógrafa, docente y bailarina de danza Butoh.

Como profesora, en mis clases de improvisación vemos a la improvisación como un todo: partimos de la meditación y los ejercicios de respiración de yoga como guías para el movimiento continuo. En las clases de fusión moderna vemos ambas danzas por separado para entenderlas y después encontrar fusionarlas sin emparcharlas.

INSPIRACIONES y algunos sueños cumplidos

PLAYLIST DE YOUTUBE

Scroll Up